facebook twitter youtube intagram
  • S.S de los Reyes

Vecinos de Ciudalcampo de Sanse reclaman cesar los vertidos de aguas fecales al río Guadalix

  • La asociación Río Guadalix (ARGuadalix) ha denunciado el vertido de aguas fecales "sin depurar de manera apropiada" al río Guadalix provenientes de la depuradora de la urbanización Ciudalcampo, lo que provoca "malos olores y la destrucción de los ecosistemas fluviales".

  • Javier Peralta, vicepresidente de la asociación y vecino de Ciudalcampo, señala que "aunque la depuradora es propiedad de la urbanización, el responsable último de que se estén permitiendo estos vertidos es del ayuntamiento sansero, que dió licencia hace 50 años para dicha instalación para tratar sus aguas sucias, pero luego no ha vigilado que se realice la depuración de forma correcta".

  • Onda Cero Madrid Norte se ha puesto en contacto con la administración de la urbanización para conocer su respuesta a la denuncia, sin éxito, así como con el ayuntamiento de Sanse. Fuentes municipales del consistorio resaltan que la depuradora pertenece a la urbanización y que han estado reunidos hace pocos días con ella para buscar soluciones.

Las quejas sobre vertidos al río Guadalix desde Ciudalcampo no son nuevas. De hecho, han sido denunciados a la Fiscalía de Medio Ambiente el año pasado por asociaciones ecologistas como la Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA), Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”, Ecologistas en Acción, Grupo de Acción para el Medio Ambiente (GRAMA) y Jarama Vivo.

A la denuncia de la situación se suma ahora la asociación Río Guadalix, formada recientemente por vecinos de la urbanización preocupados por los vertidos de aguas negras de la depuradora que están afectando al entorno natural. Su vicepresidente Javier Peralta, señala que esta instalación fue creada hace 50 años cuando Ciudalcampo tenía 100 casas.

01logo

Escucha las declaraciones de Javier Peralta, vicepresidente de la asociación Río Guadalix

 

"La depuración no se hace correctamente y la instalación no cumple con la legislación actual ", señala Peralta, que muestra unos vídeos de la instalación en pleno funcionamiento: "Las aguas fecales se vierten sin el tratamiento adecuado al río Guadalix, contaminando este y provocando malos olores y otros prejuicios en el entorno natural". Por ejemplo, la mala calidad del agua ha producido la desaparición aparente de la vida acuática en el río, ya que los residuos se van descomponiendo y consumen el oxígeno que los peces necesitan para respirar. Si las concentraciones de oxígeno en el agua descienden es imposible que haya peces y también otros animales".

La Asociación Rio Guadalix señala que "la Confederación Hidrográfica del Tajo ha multado reiteradamente a la urbanización por estos vertidos".

01logo

Peralta explica que la Confederación Hidrográfica del Tajo ha multado reiteradamente a la urbanización 

 

Peralta señala que una de las soluciones a este problema pasaría por conectar la urbanización con la depuradora de Arroyo Quiñones. Ya se planteó en el acuerdo firmado entre los ayuntamientos de Sanse, Algete, la Consejería de medio Ambiente y el Canal de Isabel II en 1998, aunque añade que "en este tiempo no se ha llevado a cabo".

01logo

Peralta afirma que en 1998 se firmó un acuerdo entre los ayuntamientos de Sanse y Algete, el Canal de Isabel II y la consejería de Medio Ambiente para utilizar la depuradora de Arroyo Quiñones, "pero nunca se terminó la canalización"

 

Peralta dice que las tuberías llegan hasta dos kilómetros de distancia de la depuradora, por lo que solo sería necesario hacer ese tramo final y comenzar a utilizar esa otra depuradora".

Actualidad San Sebastián de los Reyes